Blog

/ Marketing online y TICs

Vídeo marketing

En los últimos años, el vídeo marketing se ha vuelto muy popular entre las empresas. A medida que las cámaras se han ido acercando a los usuarios se ha hecho más fácil producirlos. En la actualidad los móviles nos permiten realizar y compartir vídeos de alta calidad desde cualquier lugar. De hecho compartir en directo cobra cada vez una mayor importancia.

Por estos motivos conseguir una estrategia de  marketing adecuada al formato es importante y ayuda a aumentar la autoridad de tu sitio web y reforzar la imagen de marca de tu negocio. Y si tienes redes sociales, es imprescindible que uses vídeos. Según un estudio realizado por Hootsuite, en 2015 se registraba un promedio de 8 millones de visualizaciones diarias de vídeos en Facebook. Y las cifras siguen creciendo.

Para seguir una estrategia adecuada, optimizada para el mejor posicionamiento, debemos seguir los siguientes puntos:

1: Elige la plataforma de alojamiento del vídeo adecuada

Al elegir tu plataforma de alojamiento de vídeo, tendrás que tener en cuenta las razones por las que publicas tu vídeo, ¿Estás optimizando tu vídeo para obtener tráfico al sitio web y nuevos clientes potenciales? ¿O tu objetivo es potenciar la marca?

Si centrado en potenciarla marca, YouTube puede ser una buena opción. El problema de estas plataformas es que la mayor parte del tráfico va a ellos en lugar de a tu propio sitio web. Esto puede llevar a tus posibles visitantes a perderse y acabar en el sitio web de la competencia.

A pesar de esto, Youtube, contribuye a aumentar la autoridad del sitio web, por tanto, aunque puede desviar el tráfico directo a otras webs un vídeo en Youtube te puede ayudar a subir el posicionamiento orgánico o natural de tu página web.

Si estás más centrado en obtener tráfico en el sitio web y que este sea relevante orientado a conversiones puedes utilizar el propio vídeo para impulsar la conversión utilizándolo para proveer a la propia web de contenido. En este caso puedes utilizar otras plataformas de vídeo para integrar el vídeo con tu sitio web.

2: Insertar una transcripción de vídeo

Si te has fijado en el muro de Facebook, es probable que hayas visto vídeos con subtítulos junto al vídeo para que puedas leerlo sin necesidad de habilitar el sonido y no molestar a otras personas. El texto que se muestra con tu vídeo escrito se conoce como transcripción.

No solo las transcripciones de vídeo hacen que tus vídeos sean más accesibles para una audiencia más grande, sino que hacen que tus vídeos puedan ser entendidos por robots de búsqueda, ya que en muchos casos son formatos de texto en la propia página.

Las transcripciones cobran mayor importancia cuando el vídeo es más largo ofreciendo información que aumenta el impacto del vídeo.

3: Asegúrate de que la imagen en miniatura es atractiva

La miniatura del vídeo es lo que se verá en los resultados del buscador cuando el vídeo esté indexado, por lo que desempeña un papel importante para que la gente haga clic. Tienes que pensar en la imagen en miniatura cómo si se tratase de la cubierta de un libro o la página de inicio de su sitio web. Tiene que ser atractiva y relevante.

4: Presta atención al título y descripción de tu vídeo

Al igual que lo haces para una entrada en el blog, el título y la descripción juegan un factor decisivo para los vídeos. Dedica tiempo a crear un título y una descripción de vídeo atractivos. Realiza una investigación de palabras clave para asegurarte de que estás utilizando palabras clave adecuadas y que la gente busca.

5: Asegúrate de que el resto de tu página es relevante y optimizada para SEO

No puedes confiar únicamente en optimizar tu vídeo para aumentar el posicionamiento en las SERP de los buscadores. Es importante que la página en sí también esté optimizada para SEO, sino puede que no aparezcas bien situado en los resultados de búsqueda.

Si continúas creando contenido de alta calidad y mejorando el SEO, obtendrás una buena posición en los buscadores.

También es importante asegurarse de que el vídeo es relevante para la página en la que se encuentra. Es decir, el vídeo debe de estar en una página cuyo contenido esté relacionado con el propio vídeo.

6: Convertir el vídeo en el foco de la página

Muchas veces en las páginas web los vídeos se encuentran en el pie de la página o lugares poco visibles y puede que los usuarios tengan que desplazarse y desplazarse hasta que finalmente pueden ver el vídeo. Si el vídeo está oculto o muy abajo, entonces las posibilidades de que ayuden a fidelizar los usuarios son complicadas.

La mejor manera de aumentar la relevancia de un vídeo es convertirlo en el foco de la página.

7: No incluir el mismo vídeo en varios lugares

No tiene sentido competir contra ti mismo. Si tu página y tu vídeo son relevantes el uno para el otro, y quieres asegurarte que la página y el vídeo sean vistos, entonces no tiene sentido poner el vídeo en otras partes de tu sitio web u otras plataformas.

8: No confíes sólo en SEO para promover tu vídeo

Por último, es importante recordar que no puedes confiar solo en SEO. Google está cambiando constantemente sus algoritmos. El posicionamiento de este formato está evolucionando rápidamente. Cada año se están perfeccionan los robots para poder clasificar e indexar los vídeos de mejor modo.

El SEO es difícil de controlar y cambia constantemente, así que si realmente buscas obtener más clics y más visualizaciones para tu vídeo debes aprovecharte de su difusión a través de redes sociales y si es posible invertir en publicidad.

¿Quieres saber más sobre SEO? Échale un vistazo a nuestros últimos post.

Dejar un comentario