Blog

/ Marketing online y TICs

Inteligencia artificial y marketing

¿Acabaremos utilizando Big Data para resolver grandes problemas?

Si nos planteamos una pregunta, hoy en día normalmente recurrimos a los buscadores de Internet. Por ejemplo, si queremos saber si hacer deporte aumenta o no el apetito podes recurrir a Google.

A priori, no sabemos si existe una relación directa entre ambas y seguramente podamos encontrar multitud de opiniones dispares según a quien le preguntes.

La forma en que hacemos una búsqueda en Google afecta directamente a los resultados que obtenemos, es decir en Google también importa el cómo preguntamos. Buscar “el deporte aumenta el apetito” aumenta los resultados sobre los textos que incluyen esas palabras igual que si buscas “el deporte disminuye el apetito” te van a aparecer textos relaciones sobre el deporte y la necesidad de comer menos.

Con esto vemos que los motores de búsqueda no son objetivos. Son herramientas creadas para el uso humano y en donde se ve que las personas siempre están influenciadas por diferentes creencias, experiencias y prejuicios.

En este caso, buscar “la relación del deporte y el apetito” sería una forma de obtener los resultados más correctos. Al menos, los que realmente tienen más apoyo científico.

Vamos a ver cómo la Inteligencia Artificial (IA) y el aprendizaje automático han dado a los ciudadanos una capacidad desproporcionada para influir en las mentes de las personas a gran escala.

Un espectro de oportunidad

A medida que las personas y las organizaciones comienzan a experimentar con las tecnologías emergentes, existe un espectro completo donde se pueden aplicar.

En este espectro podemos ver el ejemplo de las elecciones de 2016 en Estados Unidos. El análisis de conjuntos de datos masivos permitió que el equipo de Trump creara anuncios dirigidos a Facebook, lo que reforzó las creencias culturales y políticas de los votantes. Trump utilizó perfiles psicográficos para motivar a los votantes.

En el otro lado, encontramos ejemplos de organizaciones que trabajan para enfrentarse a los desafíos de la educación, salud, derechos humanos, pobreza y medio ambiente.

En la mayoría de los casos, estas tecnologías emergentes, se aplican justo en el medio. Las empresas están aprendiendo a utilizar los datos y el aprendizaje automático para obtener ganancias capitalistas.

Eso no tiene por qué ser algo malo. La mayoría de las empresas están incentivadas a ganar tanto dinero como sea posible para atender a sus empleados y partes interesadas.

¿Cómo reaccionamos al Big Data?

A medida que la tecnología avanza, hay una creciente reacción en contra del Big Data y aprendizaje automático. Algunas personas piensan que AI será la ruina de la humanidad. Otros temen que reemplazará sus trabajos.

Sin embargo, podemos ver diferencias importantes entre las personas y las máquinas.

Los ordenadores destacan en el procesamiento, almacenamiento y explicación de datos e información.

Las personas tienen la capacidad única de desarrollar ideas, revisar datos, determinar los próximos pasos y pensar creativamente.

Los ordenadores no pueden tener ideas creativas y al mismo tiempo, las personas siempre van a tener problemas para almacenar una cantidad determinada de datos.

La IA no puede cambiar la mente de las personas, pero puede identificar y explotar nuestros prejuicios. Todo lo que compartimos en las redes sociales crea un perfil de quiénes somos.

¿Cómo podemos ser más inteligentes sobre el aprendizaje automático?

Tenemos que consumir información con ojo crítico.

La mayoría de las personas no dejarán de usar Facebook, Google o las plataformas sociales, por lo tanto, procede con un poco de desconfianza. Hay que recordar que Internet nunca puede ser objetivo. Llega a tus propias conclusiones.

Necesitas obtener información de periodistas profesionales.

Busca medios creíbles para recibir noticias sobre eventos locales, nacionales y mundiales.

Realiza preguntas abiertas

Intenta utilizar Internet de la manera más objetiva posible. Usa palabras neutras y preguntas abiertas.

Educa a los niños sobre la búsqueda en Internet.

Los niños de todas las edades necesitan comprender cómo pueden hacer búsquedas abiertas, cómo examinar las fuentes de información y pensar de manera más crítica acerca de lo que ven en Internet.

Piensa más allá del beneficio.

Tal vez tienes un negocio que está tratando de integrar el aprendizaje automático o Big Data en la empresa. O bien, trabajas activamente con Inteligencia Artificial. En cualquier caso, tienes la oportunidad de hacer que las nuevas tecnologías sean más éticas, equitativas y productivas.

Si tienes la oportunidad de agregar valor, hazlo. Haz lo que puedas para usar los datos siempre.

Estamos todos juntos

Todos podemos influir en cómo evolucionan la Inteligencia Artificial y el aprendizaje automático. Podemos administrar nuestro propio consumo para ver los grandes datos utilizados para fines constructivos.

Aprende lo que puedas y observa lo que sucede en política, negocios y en tu propia esfera de influencia.

Dejar un comentario